Blog Manipulador de Alimentos

¿Cómo reducir el desperdicio de alimentos?

A escala mundial, cada día se desperdician toneladas de alimentos comestibles. Los datos proporcionados por la FAO son brutales: 1/3 de los alimentos que se producen se pierden cada año, y bastaría con ¼ de lo que desperdiciamos para acabar con el hambre en el mundo. El 29 de septiembre es el día asignado por la Asamblea General de Naciones Unidas para la Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de los Alimentos.  

dia concienciacion sobre la perdida y el desperdicio de alimentos

¿QUÉ OBJETIVO PERSIGUE LA CELEBRACIÓN INTERNACIONAL DE ESTE DÍA?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estableció el 29 de septiembre como Día Internacional de la Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de los Alimentos. La primera vez que se celebró fue en 2020, durante la pandemia mundial generada por la COVID-19, debido a las compras compulsivas de los consumidores que provocaron un gran desperdicio alimenticio y desabastecimientos en los grandes supermercados. 

Naciones Unidas pretende concienciar a toda la población mundial a una necesidad de transformar la forma en la que se producen y consumen los alimentos. En muchos países el abastecimiento alimentario de la población sigue siendo difícil porque se han causado parones en las cadenas de suministros provocadas por las medidas de seguridad impuestas por la pandemia. Los productores de alimentación han perdido todo su producto porque los mercados, colegios y hostelería no pueden comprarle ni consumirle.  

El objetivo principal de este día persigue la reducción de las pérdidas y del desperdicio de alimentos en un mundo donde el número de personas afectadas por el hambre sigue aumentando. Además, este problema repercute directamente en el malgasto de los recursos naturales como lo son el agua, la tierra y la energía. 

 

PONER FIN AL HAMBRE Y GARANTIZAR MODALIDADES DE CONSUMO Y PRODUCCIÓN SOSTENIBLES, ENTRE LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE.

En la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas establecieron un plan en 2015 para lograr los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2030. Entre ellos, se encuentran el objetivo número 2 Hambre Cero y el número 12 Producción y consumo responsable. 

La COVID-19 ha duplicado el número de personas que padecen hambre. Según datos de la ONU, el 8,9% de la población mundial están en riesgo de padecer hambre. Las metas marcadas para la erradicación del hambre son:  

  • Poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas a una alimentación sana, nutritiva y suficiente. 
  • Duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala. 
  • Asegurar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos y aplicar prácticas agrícolas resilientes que aumentan la productividad y producción y contribuyan al mantenimiento de los ecosistemas. 
  • Adoptar medidas para asegurar el buen funcionamiento de los mercados de productos básicos alimentarios. 

Cada año se estima que 1/3 de toda la comida producida –equivalente a 1300 millones de toneladas – acaba pudriéndose y tirándose a los cubos de basura. La pandemia nos ha concienciado para que cambiemos nuestros hábitos de consumo y producción hacia un futuro más sostenible. Entre las metas de la producción y consumo responsable destacan: 

  • Lograr la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales. 
  • Reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita mundial en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha. 

CONSEJOS PARA EVITAR LA PÉRDIDA Y DESPERDICIO DE LOS ALIMENTOS

Comprar más alimentos de los que necesitamos, no consumir las frutas y verduras del frigorífico y servir más comida se han convertido en costumbres diarias en las que se desperdicia grandes cantidades de alimentos. 

Somos nosotros mismos los que podemos cambiar nuestras costumbres y, así, podremos reducir la pérdida y desperdicio de alimentos. Algunos consejos son: 

  • Sigue una dieta más saludable y sostenible. Frutas, verduras, legumbres, productos frescos… hay miles de recetas y platos que se pueden cocinar con productos frescos y sostenibles. 
  • Compra solo lo que necesites. Prepara la lista de la compra antes de salir de casa, así evitarás comprar en exceso. 
  • Sirve en pequeñas cantidades. Aunque se pueda cocinar un poco más, servir en pequeñas cantidades reduce el desperdicio de comida. La comida que sobra puede envasarse y congelarse. 
  • Apoya al comercio local. La compra de productos locales contribuye a hacer una economía más sostenible. Además, se reduce la contaminación ya que se evita el transporte. 
  • Haz uso de los alimentos desperdiciados. Evite tirar los alimentos desechado a la basura. Hacer compost con ellos devolverá al suelo los nutrientes y reducirá su propia huella de carbono. 

como reducir el desperdicio de alimentos

¿CÓMO REDUCIR EL DESPERDICIO DE LOS ALIMENTOS EN HOSTELERÍA?

El sector hostelero debe comprometerse con la reducción del desperdicio de alimentos. Cada restaurante, bar o comedor escolar sabe la media de consumición diaria, por lo que tendrá que desarrollar unas estrategias en torno a eso. Algunas ideas para evitar desperdiciar tantos alimentos son: 

  • Elabora una carta diaria reducida e incluye los platos de mayor éxito. Así, podrás almacenar menos productos y se evitará la pérdida de alimentos que ya tienen su fecha de consumición caducada. 
  • Adapta los tamaños de los platos. Ni sirvas en pequeñas cantidades ni te excedas, porque esos alimentos acabarán en la basura. Raciona los platos de comida y ofrece la posibilidad de llevarse a casa aquello que le ha sobrado (si son grandes cantidades). 
  • Compra productos locales y de temporada. Así, evitarás que los alimentos se estropeen cuanto antes porque no pasan por largos tramos de transportes. 
  • Realiza pedidos acordes con las previsiones de ventas. Calcular las mesas reservadas que hay y realizar una previsión según el día ayudará a reducir el desperdicio. 
  • Envasa al vacío o congela, así los alimentos se conservarán en mejores condiciones. 
  • Manipula los alimentos correctamente para evitar grandes pérdidas. 

 Siempre se debe tener en cuenta las condiciones de seguridad alimentaria. Un curso de manipulador de alimentos te enseña hábitos y costumbres en las que se evita la pérdida y desperdicio grande de alimentos.  

Rate this post

Deja tu comentario!