Blog Manipulador de Alimentos

¿Qué es un manipulador de alimentos?

Los manipuladores de alimentos son la figura fundamental en cuanto a la primera línea de defensa contra las infecciones e intoxicaciones que pueden producir los alimentos. En este post te contamos qué es un manipulador de alimentos y las principales medidas de higiene que debe seguir. 

Carnet manipulador de alimentos | Curso Manipulador de Alimentos online

¿Qué es un manipulador de alimentos?

El manipulador de alimentos es aquella persona que se dedica profesionalmente a estar en contacto con los alimentos durante su transporte, almacenamiento, preparación, envasado, distribución y venta. La labor de un manipulador es muy importante, ya que es la primera línea de defensa contra las infecciones e intoxicaciones que pueden provocar los alimentos. 

Por tanto, para que una persona lleve a cabo las funciones de un manipulador de alimentos es necesario y obligatorio que tenga el carnet de manipulador de alimentos, pues es el documento oficial que acredita la formación obligatoria para manipular alimentos.  

Para conseguir el certificado de manipulador de alimentos, es necesario realizar un curso de manipulador de alimentos online. Con nuestro curso conseguirás la acreditación oficial, necesaria y obligatoria para poder trabajar en el sector alimentario u hostelero.  

Funciones de un manipulador de alimentos

Entre las funciones de un manipulador de alimentos, destacan las siguientes: 

  • Preparar los alimentos. 
  • Transformar los preparativos hechos. 
  • Envasar el producto resultante.  
  • Almacenar los alimentos envasados. 
  • Distribuir los alimentos listos para ser consumidos.  
  • Vender los alimentos.  
  • Garantizar el buen estado de los alimentos.  
  • Identificar los productos contaminados y evitar que lleguen al consumidor final. 
  • Aplicar las normas de higiene básicas a la hora de manipular alimentos. 

Tipos de manipulador de alimentos

Los manipuladores de alimentos se clasifican en dos tipos: manipulador de alto riesgo y manipulador de bajo riesgo. Las diferencias entre el manipulador de alimentos de alto y bajo riesgo son: 

Manipulador de Alto Riesgo 

Se refiere a aquellos profesionales que se dedican a trabajar de manera directa con los alimentos. Es decir, que luego estos no pasan por procesos o envasados. Los manipuladores de alto riesgo trabajan en contacto directo con los alimentos que posteriormente llegan al consumidor final. 

Los manipuladores de alto riesgo son carniceros, charcuteros, pescadores, pizzeros, reposteros, fruteros, panaderos, cocineros, dependientes de comercios de alimentación, etc.  

Manipulador de Bajo Riesgo 

Los manipuladores de bajo riesgo son aquellas personas que trabajan con alimentos, pero están en contacto con ellos de forma indirecta y de manera ocasional. Es decir, son aquellos que participan en la cadena de procesado alimentario, pero no tienen contacto directo con los alimentos, ya que después los alimentos son sometidos a procesos de higiene.  

Entre los profesionales que necesitan el certificado de manipulador de bajo riesgo se encuentran los transportistas de alimentos, distribuidores, envasadores y trabajadores de una empresa de procesamiento.  

Normas de higiene básicas en la manipulación de alimentos 

Todos los manipuladores de alimentos deben seguir unas normas básicas de higiene durante la manipulación de alimentos para evitar cualquier problema o intoxicación. Los consejos a seguir para respetar la higiene de los alimentos son: 

  • Lavarse adecuadamente las manos. Para evitar infecciones y contaminaciones hay que lavarse las manos siempre antes de manipular alimentos, al reincorporarse al trabajo tras una pausa, tras toser, estornudar o rascarse el pelo, tras haber manipulado alimentos crudos y antes de manipular alimentos preparados, etc.  
  • Usar ropa de trabajo. El manipulador deberá vestirse con el uniforme de trabajo a la hora de empezar a manipular los alimentos. La cabeza siempre deberá cubrirse.  
  • Comprar alimentos frescos en establecimientos autorizados. Es importante comprobar siempre la fecha de caducidad o consumo preferente de los alimentos envasados y asegurarnos que el envasado no esté dañado.  
  • Almacenar los alimentos de manera correcta. Una vez almacenados de manera correcta, se deben proteger los alimentos y utilizar papel de aluminio, plástico alimentario o tupperwares antes de guardar los alimentos en la nevera. Es importante establecer un sitio para los alimentos crudos y otro para los cocinados. 
  • Cocinar a las temperaturas correctas. Los alimentos deben alcanzar una temperatura interna alta para matar a las bacterias que causan enfermedades.  
  • Evitar comportamientos antihigiénicos durante la manipulación de alimentos. Por ejemplo, tocarse la nariz, restregarse los ojos, rascarse la cabeza, toser o estornudar sobre los alimentos, catar los alimentos con el dedo o con una cuchara que luego no se limpia, fumar, comer o mascar chicles, etc.  

Un curso de manipulador de alimentos enseña las normas básicas de higiene que todo manipulador debe seguir para evitar dañar la salud del consumidor final.  

Rate this post

Deja tu comentario!