Blog Manipulador de Alimentos

¿Cómo hacer frente al desperdicio de alimentos?

¿Sabías qué cantidad de alimentos se desperdician cada día? Los datos recogidos por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) nos indican que más del 33% de los alimentos que se producen en un año son desperdiciados.

Tips para no desaprovechar los alimentos

 

¿Qué es el desperdicio de alimentos?

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) debemos diferenciar entre pérdida de alimentos y desperdicio de alimentos.

La pérdida de alimentos son los alimentos se pierden antes de llegar a su fase final o a la venta minorista.

Por otro lado, el desperdicio de alimentos es cuando los alimentos son aptos para el consumo, pero no se consume bien sea por descarte o por que se deja que se estropeen.

¿Por qué tener en cuenta el desperdicio de alimentos?

Según un estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para 2050 la población mundial superará los 9.000 millones de personas y necesitaremos un 70% más de los niveles actuales de producción de alimentos para satisfacer las necesidades alimenticias.

Actualmente producimos un 60% más de los alimentos que necesitamos y cada día aproximadamente 40.000 personas mueren de hambre.

En España por ejemplo el alimento recorre de media unos 2.500 kilómetros hasta el consumidor final. Es decir, la mayoría de lo que consumimos no es ni origen local ni nacional.

Según los expertos se trata de un problema ético, social, de formación y que viene dado por patrones de consumo. Debemos tener en cuenta que las pérdidas de alimentos significan desperdicio de recursos como tierra,agua,energia, producción de innecesario es decir un impacto negativo directo sobre toda la economía y el medio ambiente.

¿Cómo puedo reducir el desperdicio de alimentos en mi hogar? 

Si compramos más alimentos de los que necesitamos, si no consumimos las frutas que compramos ni consumimos todas las verduras que compramos estamos desperdiciando grandes cantidades de alimentos.

Todos nosotros, somos los que podemos cambiar estas costumbres que se han arraigado en nuestras vidas durante los últimos años. Algunos ejemplos para reducir la perdida y desperdicio de alimentos son:

  • Seguir una dieta más sostenible

Esto puede ser consumiendo más frutas, verduras y productos frescos cuya fecha de caducidad es más temprana o limitada. Hay montones de recetas donde podemos incluir frutas y verduras, desde unos cereales con fruta hasta platos más elaborados.

  • Comprar lo que necesites

Hoy en día, con tanta publicidad, es normal comprar de más en las tiendas. Siempre que salimos a comprar compramos alguna cosa que no teníamos planeado muchas veces haciendo una compra en exceso a comparación de si llevamos una lista preparada que además nos ayudara a ahorrar.

Además, si compras fruta o verdura y viene embalada por unidades desperdiciaras mucho menos alimentos.

  • Apoyar al comercio local

Comprar productos a locales minoritarios disminuye el desperdicio de alimentos y contribuye a generar una economía más sostenible. Además, estaremos reduciendo la contaminación ya que tratamos de evitar el transporte.

  • Haz uso de alimentos desperdiciados

Evitar tirar los alimentos desechados a la basura, existen muchas formas de sacarles un uso como generar un almacén de compost para devolver al suelo los nutrientes y reducir la huella de carbono.

  • Diferenciar entre fecha preferente y fecha de caducidad

La fecha de caducidad nos indica cuando es seguro comer el producto sin embargo la fecha de uso preferente es más flexible e indica que se puede consumir de manera segura, aunque su calidad puede haber disminuido.

  • Trata de no tener hambre al comprar

Al hacer la compra si tienes hambre serás más propenso a comprar alimentos basura y a excederte con los alimentos.

  • Selección de productos

Al elegir los productos, exige información sobre procedencia y como se han producido ya que existen ciertas etiquetas que te indican procedencia y producción sostenible de alimentos.

Además, exige que en su producción se haya respetado los derechos humanos de los trabajadores, aspectos medioambientales y sostenibilidad del proceso durante toda la cadena alimentaria desde producción hasta comercialización.

  • Prioriza el consumo de alimentos

Tanto para alimentos frescos como congelados, debemos tener en cuenta la fecha de caducidad más cercana. Una forma sencilla de organizar es colocar el consumo preferente delante y las fechas de caducidad más lejanas detrás.

  • Consejos para conservación

Guardar las piezas de fruta y verdura en fiambreras cerradas o bolsas.

Si solo utilizas una parte de una verdura y guardas el tallo y semillas durara más tiempo y en mejor estado.

Separar la fruta que este sobre madura del resto así las frutas frescas no se verán afectadas por el resto.

Tratar de no humedecer fruta y verdura al almacenar ya que la humedad favorece la putrefacción.

Cómo no desperdiciar frutas y verduras

¿Cómo puedo desperdiciar menos alimentos en el trabajo?

En especial, en la hostelería es donde se produce un mayor desperdicio de alimentos. Cada bar o restaurante conoce cuál es su media de consumición a lo largo del día por lo que llevar un registro o un control es la mejor manera para evitar desperdiciar tantos alimentos. Algunos consejos son:

  • Elaborar una carta diaria recomendada

Esto sirve para almacenar menos productos y evitar la pérdida de alimentos con fecha de consumición próxima.

Además, si conocemos los menús diarios o semanales atenderemos mejor a la clientela, obtendremos mejor reputación y estaremos contribuyendo a desperdiciar menor cantidad de alimentos que si no llevamos un control.

  • Platos adaptados

No es necesario servir cantidades excesivas de comida ni muy reducidas porque los restos acabaran en la basura. Debes racionar los platos de comida de manera sensata y ofrecer posibilidades para que los restos puedan ser aprovechados en casa u ofrecer donarlos a ciertas asociaciones colaboradoras.

  • Comprar productos locales y de temporada

Así evitaras que los alimentos se estropeen cuanto antes y además de generar un ahorro para el negocio, llamaras la atención del consumidor con productos de temporada.

  • Reconocer los mohos

Los alimentos duros deben ser seguros para consumir una vez se quita la parte mohosa. Estos son quesos duros, carnes duras, frutas y verduras firmes.

En el caso de los alimentos blandos deben desecharte en su totalidad al comenzar a aparecer moho como son sobras, quesos blandos, yogures, pan,mermelada.fruta y verdura blanda. Esto se debe a que el moho se puede extender en alimentos blandos y no ser perceptible.

  • Realizar un estudio previo de ventas

De esta forma podrá realizar pedidos de forma acorde a la previsión de ventas así además de reducir el desperdicio reducirás el volumen de producto en almacén por lo que los productos frescos tendrán una mejor conservación.

  • Procura envasar al vacío

El envase al vacío o congelar son las mejores condiciones para mejoras las condiciones para otros usos.

  • Manipular los alimentos correctamente

De esta forma contribuiremos a evitar desperdiciar grandes cantidades de alimentos.

  • Aprovecha todo

Donar lo sobrantes a bancos de alimentos o realizar “trash cooking” que es tendencia y consiste en aprovechar residuos orgánicos e incluirlos en recetas de restaurante.

Damito Formación Online

¿Por qué es importante realizar un curso de Manipulador de Alimentos online? 

Siempre se debe tener en cuenta las condiciones de seguridad alimentaria. Por eso, desde Damito una de las practicas que mejor recomendamos es poseer el carné de manipulador de alimentos.

Un curso de manipulador de alimentos te enseña hábitos y costumbres en las que se evita la pérdida y desperdicio grande de alimentos. Los pasos que debes seguir son:

  • Accede a nuestro curso y descarga el temario de manera gratuita.
  • Realiza el test las veces que necesites hasta aprobarlo.
  • Regístrate con tu nombre y apellidos para que quede constancia de tu aprobado.
  • Efectúa el pago 100% seguro.

¡Enhorabuena! Ya tienes tu certificado de manipulador de alimentos.

También te puede interesar:

Rate this post

Deja tu comentario!